viernes, marzo 10, 2006

SINDROME DE DIABESIDAD

 
Alerta por la epidemia del síndrome de diabesidad
Redacción | Publicado el 2006-02-18
Las personas que concentran más grasa en la panza, en mayor riesgo
Por Livia Díaz.
Poza Rica 17 Febrero.- México ocupa el segundo lugar en obsesidad, y Veracruz es el estado con más obesos después de la ciudad de México, han informado médicos del estado.

Al lanzar una “alerta por la diabesidad”, que afecta a niños, jóvenes y adultos, y un “término al que nos acostumbraremos y del que mucho escucharemos en el futuro”; y que funde dos palabras: “diabetes y obsesidad”;
La televisión estatal informó, que la “diabesidad” es un síndrome que se va extendiendo, y del que se habla ahora en la comunidad médica como “globesidad”. Este problema, han explicado, tiene “que mucho tiene que ver con el consumo de los refrescos de cola y los alimentos chatarra”.
La comida chatarra es un antisaciógeno, “es decir que no llena”, y eso aumenta las ventas, lo que le viene bien a la empresas de comida rápida y alimentos chatarra pero mal a las personas, porque el organismo “no está preparado para la digestión de alimentos que combinan grasas con hidratos de carbono”.
“Una hamburguesa con papas alimenta a una persona en sobremanera, unas mil calorías, sin embargo el hambre no ha sido saciada con esta comida, en tanto que al consumir un gran bistec con ensalada, la persona se siente llena inclusive antes de terminarse toda la ración”.
De la información recabada se ha encontrado que la diabesidad, abordada en el 6o Congreso Médico de Argentina, es un síndrome en el que el individuo padece complicaciones de carácter crónico que lo apuntalan al camino de la diabetes mellitus, síndrome cardiovascular, cáncer, hipertensión y otras complicaciones.
Este nuevo concepto, es por la preocupación por un fenómeno epidémico -la obesidad- “que está bien lejos de ser un mero problema estético, ha disparado numerosas enfermedades”. Consiste en el depósito de grasa en células no preparadas para ello (células no adipositarias).
“El organismo tiene un sistema protector que impide este síndrome -dijo el médico Raúl Pisabarro, catedrático de Endocrinología de la Universidad de la República Oriental del Uruguay-, pero cuando hay alguna falla genética, lo que ocurre en alrededor del 15% de la población, o bien existe una sobreoferta de grasas, como ocurre en nuestras sociedades, se produce un desborde y el equilibrio se rompe.
La sobreingesta de grasas saturadas (de origen animal) y de grasas trans (derivadas de la hidrogenación de aceites) promueven el problema: la grasa se acumula dentro de las células musculares de brazos, piernas, y también en las fibras musculares cardíacas, en el hepatocito (del hígado) y en las células beta del páncreas.”
Esta acumulación va modificando el metabolismo y se produce el fenómeno de resistencia a la insulina: la grasa acumulada dificulta que esta hormona regule los niveles de azúcar en sangre. En compensación, el páncreas segrega más insulina y esto causa aumento de la grasa, que a su vez inmortaliza el fenómeno.
“No es una coincidencia –Informó la Empresa Farmacéutica Roche- que los casos de diabetes de tipo II hayan aumentado de forma paralela al incremento mundial del sobrepeso y la obesidad”, por ende una preocupación de la comunidad médica mundial que ha llegado “hasta el punto de que la diabetes de tipo II recibe el nombre de “diabesidad”.


Lic. Nut. Miguel Leopoldo Alvarado
www.nutriologiaortomolecular.org


Do You Yahoo!? La mejor conexión a Internet y 2GB extra a tu correo por $100 al mes. http://net.yahoo.com.mx

No hay comentarios.: